Titulaciones reconocidas que pueden firmar el certificado energético.

El ministerio de Industria, Energía y Turismo ha publicado una serie de respuestas a preguntas frecuentes sobre el Real Decreto 235/2013 del 5 de abril, tal como se mencionó en el artículo “Resumen de la primera jornada de certificación energética en Murcia”.
Los técnicos competentes para realizar el Certificado Energético son los habilitados por las 19 titulaciones siguientes:
-Arquitectos
-Arquitectos técnicos o aparejadores
-Ingeniero Aeronáutico
-Ingeniero Agrónomo
-Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos
-Ingeniero Industrial
-Ingeniero de Minas
-Ingeniero de Montes
-Ingeniero Naval y Oceánico

-Ingeniero de Telecomunicación
-Ingeniero Técnico Aeronáutico
-Ingeniero Técnico Agrícola
-Ingeniero Técnico Forestal
-Ingeniero Técnico Industrial
-Ingeniero Técnico de Minas
-Ingeniero Técnico Naval
-Ingeniero Técnico de Obras Públicas
-Ingeniero Técnico Telecomunicación
-Ingeniero Técnico Topógrafo
Además, también se especifica que sólo un técnico competente será el encargado de realizar el certificado energético y en ningún caso un certificado podrá ser suscrito por distintos técnicos.
No es obligatorio obtener el certificado para habitaciones de hoteles, casas rurales o espacios para eventos.
En el caso de vender una vivienda es necesario entregar el original del certificado energético al propietario al que se vende, tanto si es el certificado de una vivienda como del edificio completo.
Es necesario que el certificado energético sea presentado en el registro de cada Comunidad Autónoma, asignando un número de registro que tendrá que aparecer en la etiqueta. En el caso de Comunidades Autónomas sin registro el Órgano Competente de la Comunidad Autónoma facilitará un código de registro provisional que tendrá validez, hasta que se obtenga un número de registro oficial.

Equipo www.inarquia.es Fuente: Ministerio de Industria, Energía y Turismo

Qué se debe hacer para obtener un certificado energético.

El pasado 1 de junio de 2013 entró en vigor el RD 235/2013 por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios.
El propietario será el responsable de encargar el Certificado Energético y conservar durante el período en vigor, mientras que el técnico competente que lo realice lo
deberá registrar. Tendrá una validez de 10 años y será necesario tenerlo en vigor para edificios de nueva construcción, para edificios o parte de edificios que se vayan a alquilar o vender y edificios o parte de edificios públicos cuya superficie sea mayor de 250 m2.

El Certificado Energético debe realizarlo un técnico competente que, hasta la nueva Orden que debe salir, serán los ingenieros, los ingenieros técnicos, los arquitectos y los arquitectos técnicos. El precio de dicho Certificado lo fija el técnico que lo realiza, pero se están manejando precios desde 1,5 €/m2 a 190 € por vivienda.
El técnico competente deberá dar unas soluciones de mejora de la eficiencia energética para obtener una mejor calificación de la vivienda, siendo el propietario el que decida si quiere realizarlas o no.
Tras la realización del Informe de Certificación energética, se obtendrá la etiqueta energética que deberá estar visible en el caso de los edificios públicos y en el momento de la compra o alquiler de la vivienda. La etiqueta energética consta de 7 letras, la A para la más eficiente con un consumo de energía inferior al 55% de la media, en la letra B el consumo de energía está entre el 55% y 75% respecto a la media, en el caso de la letra C es inferior al 90%.Cuando el consumo está entre 90 y 100% es la letra D que junto con la E (consumo entre 100 y 110%) representan un consumo medio de energía. La letra F supone un consumo entre el 110% y 125% y en el caso de la letra G, la menos eficiente, el consumo de energía es superior al 125% respecto a la media.
En cada Comunidad Autónoma existe un registro de Certificados Energéticos donde se debe presentar una vez realizado por el técnico competente. El plazo desde que se realiza el Informe de Certificado energético hasta su presentación en el registro correspondiente es máximo 1 mes. En algunas comunidades el registro se realiza de forma gratuita como es el caso de la Comunidad de Madrid, Cantabria, Andalucía o el País Vasco. Sin embargo en otras comunidades no está habilitado aún el registro como es el caso de Ceuta y Melilla. Es posible realizar dicho registro on line a excepción de Asturias que sólo es posible realizarlo en ventanilla.

El objetivo de este RD es que se mejore la eficiencia energética de los inmuebles en el país, ¿Piensas que este objetivo es posible?
Equipo www.inarquia.es Fuente: IDAE, Minetur, Comunidad de Madrid

10 consejos de ahorro con el sistema de ACS en el hogar

La producción de ACS conlleva un consumo energético. Este consumo depende de las dimensiones de los edificios o viviendas. Al margen del porcentaje de producción de agua caliente sobre el consumo total , es necesario tener en cuenta una serie de medidas de ahorro y buenas prácticas en estas instalaciones de generación.

1. En una instalación de producción y distribución de ACS es necesario limitar las temperaturas máximas de almacenado y distribución para reducir las pérdidas térmicas del conjunto de la instalación. Puede ahorrarse entre un 4 y un 6% de energía con los reguladores de temperatura con termostato.

2. En la elección del sistema de producción de agua caliente, además de fijarte si es un sistema instantáneo o con acumulación, recuerda, que los equipos más eficientes son las calderas de condensación con gas natural y si tienen depósito de acumulación, mejor.

3. Es muy importante que los depósitos acumuladores y las tuberías de distribución de agua caliente estén bien aislados. Un tanque de almacenamiento así como las tuberías aisladas pueden presentar un ahorro de calor de un 70%.

4. Es necesario tener en cuenta el recorrido que debe realizar el agua desde el punto de generación hasta el punto de consumo. Cuanto más largo sea el recorrido de las tuberías, más pérdidas hay, por lo que lo más adecuado es que dicha distancia sea lo más corta posible. Como acción economizadora, puede individualizarse la producción y distribución del agua caliente de los locales que se encuentren alejados de la central térmica.

5. Importante establecer correctamente las dimensiones del depósito de almacenado. La capacidad de acumulación debe calibrarse para que todo el volumen se caliente en al menos en tres horas. De este modo, el generador de calor trabaja a máxima potencia durante más tiempo, reduciéndose el número de paradas y arranques.

6. En el conjunto de conducciones que discurren en locales térmicamente no acondicionados, pueden existir las perdidas térmicas horarias. Éstas no deben superar el 5% de la potencia útil instalada.

7. El intercambiador, el depósito y las tuberías de distribución, tienen pérdidas. Para reducirlas es necesario aislar adecuadamente, disminuyendo así en un 10%-30% el consumo de energía.

8. Pueden instalarse dos bombas de retorno cuando la potencia de bombeo sea superior a 5 kW. El montaje se realiza en paralelo, quedando una de ellas en reserva.

9. En el acumulador, la temperatura máxima del ACS debe ser de 58 °C. La distribución, en cambio, debe ser a una temperatura máxima de 50 °C. De este modo se disminuyen las pérdidas de calor en las tuberías de distribución. Para temperaturas superiores, el galvanizado de depósitos y tuberías se detiorará probablemente y casi con seguridad que aparecerá cal. A temperaturas inferiores a 58 ºC en un acumulador se facilita el crecimiento deLegionella.

10. Algo más sofisticado para ahorrar en agua son los sistemas de detección de fugas de agua. A través de un sistema domótico, es posible controlar de manera continua las posibles fugas de agua no visibles, supervisando constantemente las conducciones. Con este sistema logramos evitar pérdidas de agua y daños en la vivienda por humedades, filtraciones, goteras, etc.

Fuente: somoseficiencia